Jacobo Parages

BRAZADAS DE VIDA

2015-04-14 09.39.07

CONTRAPORTADA DE MARCA-MARTES 14 DE ABRIL DE 2015

 

Share Button

A G R A D E C I D O S

DSC_0478pp

Cuando eres una persona agradecida a la vida y a lo que te depara no es de extrañar que cuando te planteas un reto lo hagas desde el agradecimiento.  Desde el corazón y para el corazón.  desde un principio este reto se planteó así, o ni se  planteó, o se le dió ese aire.  Ya desde el cruce del Estrecho de Gibraltar oíamos hablar de lo agradecido que estaba Jacobo, de alguna manera a la Espondilítis Anquilosante que le había llevado a ser quien era y a hacer lo que hace.    En este segundo reto no podía ser de otra forma, el tumor maligno que le fué extirpado,  le ha acercado y nos ha acercado a todos a la leucemía infantil, el cancer es lo que ha impulsado a los tres nadadores a entrenarse tan duramente durante tanto tiempo y a finalmente nadar el Canal de Menorca, nada menos que 12 horas,  y en el caso de Jacobo, sumando de nuevo, la Espondilitis Anquilosante y un tumor estirpado hace 6 meses y …de nuevo… agradecido a la vida.     Simplemente porque su historia es esa. Cuando Peio habla de los niños a los que enseña a nadar que tienen con deficiencias, también habla entre orgulloso y agradecido.  Los tres tienen esa actitud de agradecer a la vida lo que te dá y no lo que no te dá,  aceptar cada situación en la que la vida te pone y  optimizar a donde te puede llevar. Dicen que cuando eres una persona agradecida la vida, esta te coloca en un lugar diferente en el que no te hace falta que agradezcan sino en el que tu actitud es mostrar agradecimiento.  Son matices muy distintos por que el segundo engrandece el alma.  Cada vez que dán una entrevista se refleja su actitud de agradecimiento a la vida, a su enfermedad, a las situaciones de superación personal que se han tenido que enfrentar.     Y sin duda contagia a quien le escucha.   Recuerdo las palabras de Felix con respecto a Jacobo “a veces le envidio por tener Espondilitis….”

Y en todo este proceso ha estado continuamente la necesidad de agradecer.   Una y otra vez se ha insistido en ello, los tres con una postura humilde pero grande al mismo tiempo.  Un reconocimiento continuo a los demás y a lo que cada uno aporta.   Y de ello nos hemos contagiado todos, recibiendo todo con las palmas de las manos hacia arriba,  los tres,  Jacobo, Peio y Félix.  Así que de todo corazón,gracias a los que dan, gracias a los que no dan y nos ayudan, gracias a los que nos acompañan, gracias a los que están, gracias a los que no pueden estar, gracias a los que nos han apoyado, gracias a los que nos han animado.  Gracias a todos.

Y sin que suene a final,  si agradecer es reconocer el favor recibido y devolverlo en forma de buenos deseos, Gracias Jacobo, gracias Felix, gracias Peio.  Sois grandes.  Gracias a todos.

 

 

Share Button

UN DÍA INOLVIDABLE

Durante unos dias este blog ha estado un poco en un plano secundario porque contar todo lo que estaba sucediendo era casi imposible, lo hacíamos a través de la prensa y esos lios, para poder compartirlo con todo el mundo.Pero estábamos deseando conectar de nuevo y poder compartir a fondo, el día del cruce.

_DSC8260aaa

La palabra que mejor resume todo, es INOLVIDABLE, para todos los que lo hemos vivido de una manera o de otra. Al final en la experiencia hemos sido muchos, moviéndonos todos a la vez y eso ha hecho que a veces fuese un poco de lio.  Pero también ha hecho que nos hiciéramos mucho más equipo, buscando entendernos, y esas cosas.

El día del cruce, empezó temprano, a las 2.30 de la mañana estábamos desayunando, un poco por inercia porque el cuerpo a esas horas no te pide nada.  Habíamos quedado a las 4 en el puerto de Cap da Pera y que a las 5 salíamos.   El avituallamiento nos esperaba allí desde la noche anterior.  Se prepararon los hombres, las vaselinas, los neoprenos, la crema, los reflectantes, los geles, los botes, los bollos, los repuestos… y cuando eso acabó todos al barco.  Momentos de conexión inenarrables entre los del equipo, muy íntimos, muy nuestros,  fuimos al punto esperado, y en marcha.  No había nervios, tal vez excitación por lo que la travesía nos deparaba…, pero mucha ilusión.    Todos al agua y de ahí, a tocar el punto de salida, bocinazo y los tres en marcha, plas plas, una y otra hasta el final.   Tres barcos, tres hombres y el mar.     La primera parte fue muy bonita porque ese momento de noche tuvo mucho atractivo, cuando ya estaba el ritmo un poco establecido, empezó a amanecer, y fue un amanecer precioso, como no podía ser de otra manera,  por la leucemia infantil.    Un euro un bocinazo, habíamos dicho.  El dinero recaudado durante el trayecto era una inyección de energía para los nadadores y el bocinazo una conexión con la gente que estaba lejos pero con nosotros.  Y así fuimos haciendo camino a base de bocinazos, hasta que …quemamos  bocina, y hubo que recurrir al pito del equipo de salvamento.  Pero no dejamos de pitar .

ppp

Una vez que el sol se hizo sitio, pudimos volver a centrar la atención en los nadadores, y nos centramos en ellos, en que todo estuviera bien para ellos, en tener a mano lo que necesitaran, en adivinar sus gestos para dar una palabra de ánimo, mirándoles las caras en cada uno de los avituallamientos, que eran cada media hora.  Unas veces más hinchados, más animados, más fuertes y otras menos.  A mitad de la travesía hubo un momento critico, Peio, sufría un dolor muy muy fuerte en el hombro, que le hizo preguntarse si iba a ser capaz de acabar, pero como la voluntad es el mejor motor,  y su fuerza es increíble, casi tanto como su corazón, logró seguir y superar ese mal momento.

IMG_6403pp

Hacer 40 km, se hace muy largo.  Cuando el día ha avanzado, y ya llevabamos muuuuchas horas nadando o navegando, casi 6, alguien dijo, ¡un km más y llevamos la mitad!. ¿Cómo que la mitad?  Pero si están en pleno esfuerzo titánico…, y desde el barco de apoyo mirábamos sus caras para ver si mostraban sorpresa, pero después de tanto entrenamiento, ellos tienen muy bien medidas las distancias, brazadas, ritmos, …, un montón de datos.  Así que, ¡a por la otra mitad!  vamooooos,   ¡vaso medio lleno!    En algún avituallamiento parte del equipo nos tiramos al agua para que sintieran que no estaban solos, para transmitir los mensajes de la gente, de un espondilitico que mandaba fuerza y admiración a Jacobo, de una persona que agradecía lo que estaban haciendo porque su hija estaba afectada de cancer, del amigo que retaba por cada km nuevo conquistado…, que sintieran esa fuerza que sabemos que es su motor. Y sin duda funcionaba.  Y de nuevo al barco y de nuevo las sirenas, y de nuevo los mensajes, 20 euros, 40 euros, 5 euros, 150 euros…así hasta 7.ooo.  De todos…,por la leucemia infantil.

Fue una pena no poder estar mas conectados pero la tecnología es asi y no nos lo permitió.  Solo funcionábamos a través del satélite del GPS.  Pero sintiendo que había mucha gente detrás en todo momento.

Hubo momentos de mucha magia, como cuando Félix fue a buscar a Jacobo que se quedaba atrás.  No lo dudó un minuto.   Dio media vuelta y llegó hasta él, y reanudaron juntos la marcha.    En otra ocasión Jacobo hizo lo mismo con Peio.  Y muchos momentos en los que se veía a los trés hombres, acompañados por el nadador Jaime Caballero, y Ramón con su Kayak, los cinco en formación, el mar, Mallorca al fondo, el ruido de las brazadas y la sirena de fondo.

Allá también por la mitad, les dijeron que estaban batiendo el record del Canal.  El ritmo que llevaban era muy fuerte y Jacobo y Peio quisieron animar a Felix para que continuara solo.  Que no intentara consensuar el ritmo, sino que tirara él a por todas, pero Félix no lo dudo, no se dejó convencer.  ¡Todos juntos!  y de nuevo la emoción a flor de piel, la verdad a flor de piel, el sueño proyectado con toda su grandeza, se volvió a crear silencio y se volvió a continuar la marcha.

El canal fue prácticamente de los tres hombres,  porque al mirar a un lado y a otro no se veía casi a nadie, era naturaleza en estado puro.  De donde veníamos, a donde íbamos y porqué lo hacíamos.     Desde el barco, se veía la película completa, desde el agua, solo a los protagonistas y su tesón por conquistar una Menorca que siempre era igual de grande, pero que a base de brazadas y bocinazos en algún momento alcanzarían.

En el último tercio de la travesía, las cosas se empezaron a poner más y más duras.  Muchísimo cansancio, pero el motor de hacerlo por los niños, era mucho motor y mucha gasolina.  Nadie pensó dejarlo  ningún momento por duro que fuese.  No se oyó ni una sola queja en ningún momento, cosa que a mi no deja de sorprenderme.  Se notaban eso si, ritmos diferentes, que las brazadas eran diferentes, que todo estaba al limite de  las fuerzas.   Nos acompañó en este final Sandra y Miguel con un grupo de niños, y se tiraron al agua a nadar a nuestro lado, desde el barco parecían representar a los niños que les daban fuerzas para seguir, para hacerlo más corto. Hubo cierta confusión porque ese tramo se nadó por separado, la corriente muy en contra y fuerte, aparecieron las temidas medusas, no había fuerzas.  A todos les hubiera gustado llegar juntos, pero no pudo ser.  La llegada nunca es como te la imaginas y menos después de tanto tiempo, pero llegaron, llegamos.  Solo que la tocada de  tierra en Cap D´artrutx, de este equipazo,  duró veinte minutos en lugar de uno.    Todos al límite, con dolor, cargados… pero todos felices.

_DSC8913ppp

Esperando en tierra, más buenos amigos, Isabel, Cristina, Manuel, Jacobo, Maita, Mary Jane, Beatriz, Angélica, Sergio, Eva, Boris, Concha.  El abrazo amigo.

Esta foto, representa con toda fidelidad como ha sido el proyecto.  Sencillo, un proyecto nacido del corazón y llevado con la fuerza del corazón.

Y la dedicatoria,

POR LA LEUCEMIA INFANTIL.

DSC_0478pp

GRACIAS GUZMÁN, GRACIAS CARLOS

 

Share Button

UN POCO MÁS HONDO

UN POCO MÁS HONDO – JACOBO PARAGES


Jacobo,

¿Cuanto tardas desde que se te ocurre un proyecto, hasta que te pones en marcha para cumplir un sueño-reto?

 Más o menos un més desde que tengo la idea hasta que la empiezo a escribir, luego pasa un tiempo para dar cuerpo a esa idea y calcular y cerrar detalles de lo que sera un largo proceso de detalles de entrenamientos..etc , en este caso 6 meses, hasta que llegamos al día del reto del cruce.

 

¿Como te imaginas el momento de llegar a Menorca?

Como un momento de inmensa alegria y felicidad. Muy emocionante.

¿Crees que te pondrás nervioso si se retrasa x las corrientes el día de salida?

No lo creo pero hasta que  no estemos ahí no lo sabré.

 

¿Te preocupan las medusas?

Si. Es la mayor amenaza en este cruce, más que las corrientes, el viento y el cansancio.

 

¿Sigues en este viaje o ya estas pensando en el siguiente? 

De momento quiero acabar este, llegar a buen puerto y luego…Dios dirá

 

¿Con quien compartirias tus sueños?

Con mucha gente.

Con todos los que han ayudado  a que se cumpla y con todos los que han animado durante este tiempo, con todos los que se han emocionado cada vez que hablamos de los niños con leucemia, con todos los donantes y los que no han podido donar, con todos los Guzmanes de este mundo y sus padres….no cabe tanta gente ni en el canal de Menorca…..

 

¿Donde están los límites a tus proyectos?

De momento no lo se…..

 

 

Share Button

TRES HOMBRES CONTRA EL MAR Y EL DOLOR- EL MUNDO.ES

 

Tres hombres contra el mar… y el dolor  El Mundo.es

Parages, Campano y Ormazabal cruzarán el Canal de Menorca a nado.

De Mallorca a Menorca. O, lo que es lo mismo, 40 kilómetros. Esa es la distancia que cubrirán a nado Jacobo Parages, Félix Campano y Peio Ormazabal a finales de este mes de julio. Tras su reto, el de Tres Hombres Contra el Mar, hay mucho más que una hazaña deportiva. Aquejado de Espondilitis Anquilosante, Parages quiere volver a compartir su historia de superación, al igual que hizo en 2013 tras cruzar el Estrecho de Gibraltar en solitario: “Mi objetivo es dar ánimos a la gente que sufre esta enfermedad o cualquier otra de carácter reumatológico, que vea que se puede hacer cualquier cosa a pesar de vivir con dolor”. Su aventura servirá, además, para colaborar con Uno entre cien mil, en su lucha contra la leucemia infantil, a través de la obtención de fondos para la investigación.

Compártelo en Google PlusCompártelo en Linkedin

 

Share Button

JACOBO, UN NADADOR CON ESPONDILITIS ANQUILOSANTE

Para quien no le conozca, Jacobo Parages tiene 47 años, y hace más de 20 le diagnosticaron una enfermedad crónica,  Espondilitis Anquilosante,   una enfermedad dura en todos los casos y más para quien practica mucho deporte, porque ataca directamente a las articulaciones, y progresivamente se van enquilosando.

Ese fué el diagnóstico y el pronóstico; “y va a más, el cuadro es progresivo”, le dijeron, “hasta que practicamente tu cuerpo se vuelva duro y pierdas la movilidad”.

Jacobo Paragespp

Cuando te dan un diagnóstico de una enfermedad crónica en la mayoría de los casos te cuentan hacia lo que va a desencadenar y en algunos casos como este, es muy duro. Pero Jacobo desde el principio, no quiso liarse a pensar en un futuro que estaba por ver…,  le decían que era ese, pero, él decidió escribir su propia historia con la Espondilitis Anquilosante.   No miró internet, no miró nada, y no estaba dispuesto a identificarse con la enfermedad, justificarse con ella o rendirse a ella,  respetando siempre a quien así lo decide hacer porque sabe lo que es vivir con dolor, pero el decidió no conformarse.

Su primera lucha fué conseguir tratarse el dolor,  porque es un dolor profundo que te impide practicamente hacer una vida normal, porque cada cosa, es un gran reto.  Bajar del coche, subir una escalera, agacharse a cojer un papel, cojer en brazos a un niño…son cosas que le resultan imposibles de hacer, debido al dolor que le provocan.  Tuvo la suerte de tras largo tiempo de búsqueda dar con un medicamento experimental que inyectándolo cada trés semanas, le permite vivir sin dolor a veces, y otras con un dolor mucho más moderado.   Lo que fué clave par poder cambiar el rumbo.     Con el dolor controlado y trás muchos años renunciando al deporte, comienza a montar en bici, y va recuperando la ilusión por hacer cosas más acordes con su edad.    Empieza a entrenar y empieza también a ponerse una vez al año retos deportivos,   montar en bici distancias más largas, patinar hasta hacerse un experto en conos, y le recomiendan nadar.  “Pideme todo menos eso” le dice al doctor… pero al final,  como está dispuesto a  poner todo de su parte, nada y nada.

Cuando su hermana le habla de que un amigo ha cruzado el Estrecho de Gibraltar,  se le despierta a él esa idea en la cabeza,  y pese a los consejos de los médicos, decide realizar el cruce.    Entrena durante dos años,   y de una manera valiente, se expone públicamente,  en primer lugar mostrandose como una persona con Espondilitis Anquilosante, y desmitificando la enfermedad, y por otro lado compartiendo con todos lo que va a hacer, cuando si ya en si es un reto deportivo importante, en su caso está condicionado por los devaneos de la enfermedad.    Finalmente el 10 de Junio del 2013 se lanza al agua.  Jacobo llegó a Marruecos 3 horas y 47 minutos más tarde, nadando la distancia de 19 kilómetros.  Y logra con este reto, sus tres objetivos, el deportivo,  el solidario que es recaudar una considerable cantidad a favor de la Fundación Sindrome Down de Madrid y el de dar esperanza a los que como el sufren de Espondilitis Anquilosante u otra enfermedad crónica.  Así empezó a escribir su relación con su enfermedad.

Después de acabar este reto, comenzó con la importante labor de compartir su experiencia, dá conferencias, ponencias de superación o en relación con su enfermedad u otras crónicas,  él insiste en transmitir a la gente que si él lo ha podido hacer, todos podemos plantearnos retos de superación, que es cuestión de darlo todo.

“Buscate un sueño y lucha por él, cuando lo consigas, tocarás el cielo”  Nadie te tiene que poner límites y condenarte a una fosa común.   Será tu propio camino el que marque tu historia.


Ahora un año más tarde, un nuevo reto de superación, uno más grande donde nos ha hecho sitio a mucha gente pero que está precisando mucha más entrega y energía,  3H vs H2O, cruzar el Canal de Menorca, 40 kilómetros y más de 12 horas nadando ininterrumpidamente,  con la misma ilusión,  con dos valientes compañeros Felix y Peio,  por la Fundación Uno entre Cien mil tan maravillosa, con Un Km una Sonrisa que van recaudando donativos, con patrocinadores como Bernard Sunley Charitable Foundation, Cosmos, WatchnMatch, play the net, Arena, Club Canoe, Hotel Villaconcha, Xrl Músic, Panalca, Meteoclim, y el lado más humano de ellos, las personas que están detrás, sin los que no sería posible ayudar y por supuesto el grandisimo apoyo de personas particulares. Todos juntos impulsando este nuevo reto.

Todos nos hemos ido uniendo a Jacobo y a su sueño, y haciendolo nuestro, pero sin olvidar que el origen está en un diagnóstico, y la decisión de Jacobo, de no identificarse con el papel de enfermo crónico de Espondilitis Anquilosante con un estado de la enfermedad agudo.  ¡Menos mal!  decidió vivir luchando cada mañana, demostrandose a si mismo y a los otros enfermos crónicos, que un diagnóstico no puede ser una condena, sino más bien lo contrario, un despertar,  para darse uno cuenta que siempre hay mucho por vivir.

DE TODOS, MUCHAS GRACIAS JACOBO

 

Share Button

NO TE DETENGAS

El otro día en la presentación del reto 3h vs H2O, Jose Carnero, de Uno entre cien mil,  compartió con todos,  este poema que tiene tan presente en su vida.  A partir de ahora,  también nosotros. Recuerda que siempre merece la pena dar con decisión ese paso adelante y apostar por vivir intensamente.  Este reto está lleno de eso,  de ese valor y fuerza por todos lados, los de Uno entre cien mil, Jose , Jose Antonio, Maite, … Jacobo que impulsó este proyecto,  Felix, Peio…Jony… y… todos creciendo.

…No dejes nunca de soñar…

Jacobo_Parages4

No te detengas.

“No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas…”

Walt Whitman

¡Gracias Jose!

Share Button